top of page
Buscar

Nunca hay que renunciar a seguir aprendiendo.



El curso de Alejandro Martínez no fue solamente una oportunidad más de aprendizaje, fue un gran camino hacia un mejor dominio de las herramientas en la pre producción, producción y post producción, dentro de lo que nos apasiona: la cinefotografía. Su experiencia internacional en producciones de renombre mundial como "House of the Dragon" nos ofreció una perspectiva única, una batería de conocimientos que solo puede adquirirse a través de años de dedicación y pasión.

Recordemos siempre que el peor error que podemos cometer es detener nuestro crecimiento, conformarnos con lo que ya sabemos. En un mundo donde la competencia es feroz y la demanda por calidad es constante, la sed de aprendizaje es nuestro mayor aliado. Así que, agradezco mucho a CTT y a la AMC y a quienes hicieron posible el taller de “cinefotografias para series”. Me llevo mucho aprendizaje y una visión fresca del trabajo en otras latitudes.

/


Alejandro Martínez's course was not only another learning opportunity, it was a great path towards a better mastery of our tools in pre production, production and post production, within what we are passionate about: cinephotography. His international experience on world-renowned productions like “House of the Dragon” offered us a unique perspective, a battery of knowledge that can only be acquired through years of dedication and passion.

Let us always remember that the worst mistake we can make is to stop our growth, to settle for what we already know. In a world where competition is fierce and the demand for quality is constant, the thirst for learning is our greatest ally. So, I am very grateful to CTT and AMC and to those who made the “cinematographies for series” workshop possible. I took away a lot of learning and a fresh vision of work in other latitudes.
32 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page